El Municipio asistió a vecinos afectados por la feroz tormenta

Ante los más de 250 mm de precipitaciones que cayeron en cuatro horas sobre la ciudad de Curuzú Cuatiá, con rápidos reflejos, el intendente municipal José Irigoyen y todo su gabinete comunal, activó un plan de contingencia para acompañar y asistir a los vecinos.

En este sentido, encabezados por el Jefe Comunal, los funcionarios y las diferentes cuadrillas de distintas áreas municipales, recorrieron las áreas más sensibles y afectadas de la ciudad y de zonas aledañas y periurbanas que se vieron afectadas por el temporal de abundante lluvia y de fuertes vientos. En total fueron seis barrios los más afectados.

 

De ésta forma, la autoridad máxima de la ciudad y su equipo de trabajo, recorrieron los barrios más complicados, asistieron y coordinaron junto a otras instituciones, como la Policía, DPEC, Desarrollo Social de Provincia, Ministerio de Salud, Hospital Fernando Irastorza, Ejército y Bomberos, entre otras fuerzas que trabajaron juntas, en toda la jornada para paliar la situación de los vecinos.

Ya en horas de la tarde, las autoridades informaron que fueron evacuadas unas 40 personas, de las cuales muchas ya han vuelto a sus casas.

Vale decir que el número de evacuados es mucho menor que en anteriores ocasiones, que fueron alojados temporalmente en el refugio municipal y en el Club Ferro. Además cabe mencionar que los evacuados fueron asistidos con comida, ropa y otros elementos por parte de todas las áreas municipales y los demás organismos a quienes el Jefe Comunal agradece enormemente por el apoyo y el acompañamiento.

En el CIC, se dispuso una base de coordinación, desde horas muy tempranas y luego se establecieron otras bases en puntos sensibles de la ciudad, donde asistieron a las familias con colchones, frazadas, ropas y alimentos. El Intendente y su equipo, de manera alternativa visitaron varias casas de familias, gestionando soluciones en diferentes frentes.

De hecho, el titular del Ejecutivo Comunal señaló que, por la caída de árboles y postes de luz, trabajó la DPEC, la Policía, el Ejército y Bomberos.

El intendente municipal, destacó que el  rápido escurrimiento del agua se debió a la obra de mitigación de riesgo de los arroyos, que se viene realizando con fondos nacionales y provinciales.

Al igual que muchos vecinos, el Jefe Comunal resaltó que antes de la canalización, los anegamientos perduraban cuatro días y ahora el agua se escurre en pocas horas.

Se encuentra en La Ciudad Noticias El Municipio asistió a vecinos afectados por la feroz tormenta