Entrega de certificados a alumnos de la Escuela Tarragosera

En horas de la mañana de este jueves 30 de diciembre, en el salón dorado de los Intendentes de la Municipalidad de Curuzú Cuatiá, se realizó el acto de entrega de certificados y de material discográfico de Tarragó Ros, editado por la Dirección de Cultura, a alumnos de la escuela tarragosera.

El acto contó con la presencia del Señor Intendente municipal, Doctor José Irigoyen, la Directora de cultura y turismo Virginia Aguirre Talamona, el Coordinador de músicos curuzucuateños Sebastián González, el profesor y músico de la escuela tarragosera Rubén Rodríguez, el músico y profesor también de la misma Juan José “Coti” Estigarribia, alumnos de la escuela, secretarios del Ejecutivo y prensa.

 

Cabe destacar que la Escuela Tarragosera empieza a funcionar en agosto del año 2013, cumpliendo con un deseo de Antonio Tarragó Ros, siendo semillera de excelentes músicos que hoy desfilan por los escenarios más grandes del chamamé.

Esta Escuela surge con la intención de mantener viva la llama y el legado musical del llamado “Rey del Chamamé”, Tarragó Ros.

Rubén Rodríguez

Primeramente, se refirió al evento con unas palabras el profesor de la escuela tarragosera, Rubén Rodríguez, quien señaló que: “estamos terminando un año complicado, no solo este año, sino el año 2020, que fue un año terrible para la cultura, donde prácticamente estuvimos todos encerrados”.

“Lo bueno fue que la Escuela Tarragosera, nunca dejó de funcionar pese a todos los problemas que todos conocemos y le agradezco al doctor José Irigoyen que no nos ha soltado la mano y que la escuela pudo seguir funcionando en esos momentos tan difíciles”.

“Nosotros estamos muy satisfechos por la labor que estamos cumpliendo junto con mi compañero de tareas que es “Coti” Estigarribia, porque hemos formado buenos exponentes de la música chamamecera del estilo tarragosero y de otros que ya andan recorriendo los distintos escenarios del país”.

“También tenemos mucha gente que se acerca a aprender y esto es lo que quiero destacar, porque algunos en el futuro no participarán en conjuntos y no irán a los grandes escenarios pero tienen esa inquietud de aprender la música y sienten al chamamé y quieren aprender porque quieren tocar para ellos o para su familia y sus amigos, o para cuando hacen un asado, porque el correntino tiene eso de juntarse y después de un buen asadito tiene que estar el acordeón, la guitarra y el canto de Corrientes para animar la reunión”.

“Esto nos pone muy contentos, porque la finalidad que tenemos es seguir transmitiendo a estas nuevas generaciones esto que nosotros aprendimos que nos legaron nuestros mayores y que llevamos en el corazón y en la sangre qué es el chamamé”.

“Por eso quisimos, en esta oportunidad darles un diploma, un certificado con un agradecimiento a un grupo de alumnos que siempre estuvo presente, desde que se inició prácticamente la Escuela Tarragosera. Ellos están siempre y son parte ya de la escuela porque siempre estuvieron, con la pandemia siguieron las clases vía streaming con los tutoriales que hacíamos nosotros, hasta eso tuvimos que aprender con la pandemia y con la presencialidad ellos venían siempre, a veces a pie, en bicicleta, como podían, algunos de muy lejos a aprender”.

“Por eso estamos acá en este fin de año para hacer un agradecimiento a tanta constancia y a tanto amor por la música y la alegría mayor que yo puedo tener y creo que tiene mi compañero también es que cuando alguien sube al escenario como el caso de Exequiel Fernández diga a su público: “voy a tocar un chamamecito que aprendí en la Escuela Tarragosera allá en Curuzú Cuatiá”, ese es el mejor homenaje que tenemos nosotros, el recuerdo de nuestros queridos alumnos”, finalizó.

Virginia Aguirre Talamona

Por su parte, la Directora de Cultura y Turismo, licenciada Virginia Aguirre Talamona, calificó este acto como un cierre con broche de oro del año en lo que a la agenda cultural del Municipio. “Cerramos el año con esto, que es muy importante, Curuzú tiene varios estilos, pero el Tarragosero es muy particular, y es un orgullo que la cultura siga arriba con jóvenes y no tan jóvenes que quieren seguir aprendiendo para así mantener viva nuestra historia e idiosincrasia”.

Sebastián González

El coordinador de músicos curuzucuateños, Sebastián González felicitó a los profesores de la Escuela y destacó que “gracias a ellos Curuzú sigue siendo cuna de músicos. El mundo ve a Curuzú como cuna de músicos muy buenos”.

“Quiero felicitarlos a ellos y agradecer públicamente al Señor Intendente por su apoyo constante no solo a la Escuela Tarragosera sino también a EIPA, así que muchas gracias y feliz año para todos”.

José Irigoyen

Para cerrar con las alocuciones, el Jefe Comunal José Irigoyen expresó su agradecimiento a todos, y recordó aquellos tiempos en los que se hicieron gestiones antes de ser Intendente para que la Escuela no se cierre, “y eso es lo que hacemos siempre, estamos atentos para acompañar desde el Municipio”.

“En estos tiempos de dificultades, en los que hemos perdido ese contacto con el público, aprendimos bastante, así que debemos adecuarnos a los protocolos y seguir adelante, en algún momento esta pandemia va a terminar”.

“Nosotros somos conocidos en el mundo por Tarragó Ros, y debemos seguir adelante para expandirnos y mostrar a las nuevas generaciones nuestra identidad y debemos estar orgullosos de ella. Estamos comprometidos en el crecimiento de la Escuela Tarragosera y sepan que siempre vamos a estar juntos y que el año que viene nos encuentre unidos, dialogando y consensuando, en un nuevo año de paz, salud y bien”, concluyó.

A continuación, se realizó la entrega de los certificados y el material discográfico a los alumnos: Zoe Mendoza, Julián Báez, Hugo Lara, Lian Martínez, Abel Maciel, Hipólito Zabala, Sergio Santillán, Gladis Mellone, Milagros Acevedo y Juan Barrios.

Y como no podía ser de otra manera, el acto finalizó con la interpretación de varios temas musicales del estilo.

Volver arriba